cómo prevenir caídas en personas mayores

Cómo prevenir accidentes caseros en personas mayores

octubre 31, 2017|Publicado por: Consejos ancianos, Salud

La tercera edad suele plantearse en la mayoría de las ocasiones como una época de descanso en la que poder hacer todas las cosas que quedaron aplazadas durante el desarrollo de la trayectoria profesional y la crianza familiar.

Lamentablemente, el proceso de envejecimiento no siempre es tan idílico y, en muchos casos, aparecen problemas físicos y psíquicos que impiden realizar con normalidad incluso las actividades cotidianas del día a día en el hogar.

A estos problemas también se añade el peligro derivado de un mal mantenimiento en las viviendas en las que residen, que aumenta el riesgo de sufrir un accidente en su propia casa. Caídas, quemaduras, intoxicaciones y accidentes eléctricos constituyen las causas más habituales de lesiones en este grupo de edad.

Mantener las instalaciones de los hogares en correcto estado permite reducir el riesgo de nuestros mayores. La prevención siempre es el mejor remedio para evitar que los accidentes caseros se conviertan en una tragedia y es una inversión segura a largo plazo, ya que todos envejecemos.

Un claro ejemplo de ello son las escaleras de los hogares, ya que suele ser el accidente doméstico más común entre las personas mayores. ¿Cómo podemos prevenir estas caídas? 

Es muy recomendable disponer de barandillas, escalones con bandas antideslizantes y luz nocturna, si fuera necesario, para no recorrerlas a oscuras. Pero cuando la persona mayor que debe utilizarlas experimenta una pérdida paulatina en su capacidad de movimiento, en su agudeza visual y auditiva, esta falta de reflejos la convierte en susceptible a sufrir un accidente con consecuencias graves, por lo que es recomendable pensar en otra solución para que pueda subir y bajar las escaleras de manera segura y cómoda.

Muchos optan por abandonar las habitaciones de los pisos superiores por miedo a caídas al subir y bajar las escaleras, habilitando un espacio en la planta baja, dejando de utilizar otras plantas para evitar el peligro. Sin embargo, esta relativa solución supone solo un parche ya que resta comodidad a estas personas, las limita y quedan obligadas a vivir diariamente con este problema.

Para ello, una de las mejores soluciones son las llamadas “sillas salvaescaleras“. Estas son ideales para personas mayores o con movilidad reducida. Cada vez se instalan más, ya que mejoran la calidad de vida en el hogar y proporcionan seguridad y comodidad a personas mayores. Además, no suelen ser necesarias las obras para su colocación, no requieren solicitar permisos para su instalación, ni disponen de la obligación de tener contrato de mantenimiento, aunque este es recomendable para mantener la silla en perfectas condiciones, prevenir posibles averías y aumentar la vida útil de la máquina.

Deja un comentario

*



*


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>