pautas a seguir antes de ingresar en una residencia

Pautas a seguir antes de ingresar en una residencia

noviembre 28, 2017|Publicado por: Centros residenciales, Consejos ancianos, Nosotros

Sabemos lo duro que puede ser el reconocer que no tienes tiempo para cuidar a tus padres o abuelos y es el momento de decidir si ingresamos o no en una residencia a nuestra persona mayor. Los ancianos también lo pasan mal porque igual no quieren ir a una residencia, quieren seguir viviendo en sus casa o en la de los familiares, pero hay que ser consciente que, por el motivo que sea, es inviable y por tanto, deberá ingresar en una residencia. Por eso mismo, hoy, desde Residencias Comunidad de Valencia, os contamos las pautas a seguir antes de ingresar en una residencia. 

Ante todo, sabemos que van a estar mejor atendidos, puesto que están rodeados de profesionales las 24 horas del día.

En primer lugar, hay que señalar que es muy importante no engañar a la persona mayor. Por eso se recomienda que el anciano vaya a visitar el centro ya que sino puede resultar más difícil el ingreso en la residencia.

Muchas veces se les engaña a los mayores por el sentimiento de culpabilidad o por las malas relaciones familiares anteriores. Esto les crea falsas expectativas y les anuncian que van a permanecer en la residencia solo por una temporada, para no afrontar el proceso de institucionalización. Lo que no se dan cuenta es que las personas mayores, aunque tengan deterioro, se van dando cuenta de que el tiempo es más prolongado del que le dijeron y se sienten engañados. Esto conlleva un cierto malestar porque la familia no es transparente y no es capaz de abordar la situación. 

No es una situación fácil ni para la familia, ni para el propio anciano que debe admitir que su nueva casa va a ser esa, por esto mismo, la comunicación que se establece condiciona la estancia del anciano en la residencia. Además, los expertos afirman que esta comunicación es necesaria a la hora de hacer más fácil el proceso de adaptación, es un elemento de acompañamiento.

Existe ese sentimiento de culpabilidad porque alguien de nuestros mayores se rompe los huesos y no podemos cuidarles en casa, o porque la situación personal no hace posible la convivencia con el anciano en casa, por ejemplo porque las viviendas no están adaptadas frente a un dependiente.

En el caso de ancianos con demencia avanzada, que no serán conscientes del proceso, se recomienda la comunicación no verbal, ante la falta de comunicación verbal. Debemos entender cuáles son las mejores formas de acompañar al padre en la residencia, con una sonrisa, con la presencia.

Hay algunas comunidades autónomas donde se realiza un protocolo de acogida de ancianos en las residencias que facilita mucho el proceso de ingreso. Este protocolo consiste en  ayudar a las familias a que puedan conocer la residencia antes del ingreso, que el anciano pueda visitar cuál va a ser su próxima casa o si puede llevarse algún mueble de su casa, entre otros.

Hay que señalar que no solo se deja la casa, sino también los recuerdos, la vida, por lo que es conveniente que la persona mayor pueda tomar conciencia de la situación, conocer a los profesionales que les va a cuidar a partir de ahora, que empiece a hablar con otros residentes, en definitiva, que se prepare ante la nueva situación. 

En el momento de la acogida, se establece cuál es la documentación que hay que llevar a la residencia, quién va a atender al anciano, qué profesionales, quién lo guiará. Después, en la post acogida, se estudia cuáles son esos primeros días y primeros meses de la persona en el centro, cómo se va acomodando a la situación.


Fuente: Infosalus

Deja un comentario

*



*


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>